UN NUEVO MODELO

Desde los ambientes universitarios más prestigiosos hasta las charlas informales entre amigos, cuando hablamos de política inevitablemente usamos algún tipo de sistema que nos permita caracterizar, clasificar e interrelacionar las diferentes ideologías políticas que existen.

 

Todos estamos habituados a usar el sistema derecha-izquierda, que si bien podríamos calificarlo de simplista y reduccionista, esta vieja caracterización que proviene de los sucesos de la Revolución Francesa, sigue manteniendo algo de utilidad.

 

Para escapar de ese esquema unidimensional que conocemos como la dicotomía derecha-izquierda, durante el último siglo se han creado diversos gráficos y ejes conceptuales que han intentado representar al espectro político de una manera amplia y detallada.

 

El gráfico de Nolan ha sido hasta ahora, la manera más simple y práctica de sistematizar al espectro político. Usando un modelo bidimensional, David Nolan crea en 1969 una diagrama cartesiano que supera y expande la vieja disyuntiva, ganando una inmensa popularidad, sobretodo en las últimas décadas donde gracias a Internet se han creado diversos test políticos que nos permiten ubicarnos dentro del diagrama.

 

No obstante, muchas personas han manifestado que el gráfico de Nolan es insuficiente para explicar el espectro político.

 

Por esta razón, me gustaría proponer un nuevo modelo que actualice el gran trabajo de Nolan. Demás está decir, que este es opinable y abierto a posibles mejoras. Su principal función es poder explicar el complejo mundo político de la manera más simple posible.

 

Ya que el modelo que propongo es tridimensional, en la búsqueda de diferentes gráficos que lo puedan ilustrar, terminé usando de base el diagrama de un videojuego llamado NationStates.

 

Con más recursos o ayuda de otras personas, lo ideal sería que en un futuro se puedan crear otros gráficos o animaciones en 3D que puedan exprimir al modelo lo máximo posible.

 

Este modelo, “Zeto”, lo usaré como referencia para los comentarios y análisis de las diferentes ideologías políticas que se irán haciendo en futuros videos y artículos.

Sin otro particular, lo presento:

Gráfico

El gráfico simula un cubo tridimensional partido en tres porciones horizontales para ver cuáles serían las ideologías más próximas en esas áreas.

Como es imposible cuantificar donde comienza y termina cada ideología, es importante precisar que todas ellas están ilustradas de manera aproximada.

 

Las ideologías políticas escritas dentro del gráfico, no pretenden ser una clasificación absoluta, sino una generalización para su uso comparativo. Por otro lado, es concebible que en una casilla puedan encontrarse varias ideologías políticas o que por el contrario, una casilla no parezca tener una ideología política con la que se pueda aparentar.

DESArROLLO

Este modelo presenta dos novedades: el uso de un tercer eje conceptual de carácter cosmovisional y la división del mapa político en 27 posiciones que pueden agruparse en 3 grandes columnas verticales.

¿Por qué un tercer eje conceptual?

Cuando Nolan hizo su gráfico, su logro fue distinguir varios grupos políticos: centristas, conservadores, progresistas, liberales y autoritarios.

El problema de su gráfico y otros similares, es que no logran diferenciar las valoraciones de tipo sociocultural, con la implementación coactiva y autoritaria de estas.

Se forma así una falsa causalidad entre un “eje social” y los ejes “político” y “económico”.

Esto ha llevado a deducciones erróneas, que se han convertido en prejuicios muy habituales:

  • Un conservador es necesariamente un enemigo de la libertad personal

  • Un progresista es necesariamente un protector de las libertades personales

  • Un conservador no puede ser socialista

  • Un progresista no puede ser librecambista

La adición de un tercer eje, nos permite corregir y crear una nueva caracterización que es teórica e históricamente más precisa.

Así, dentro del liberalismo clásico por ejemplo, encontramos también al liberalismo conservador (tradición que inicia con Edmund Burke) y al liberalismo progresista o socioliberalismo (tradición que inicia con John Stuart Mill)

Si el objetivo de un mapa político es caracterizar, clasificar e interrelacionar las diferentes ideologías políticas que existen, entonces este modelo ha superado a los anteriores sin complejizar demasiado las cosas.

En este modelo se abandona la errónea caracterización del conservadurismo y el progresismo como una filosofía política sistematizada y en cambio se les otorga su significado original, dos tipos de cosmovisión o actitud que se presentan en todas las filosofías políticas y que por lo tanto son términos solapables y no excluyentes.

El uso actual de “progresismo” como sinónimo de socialdemocracia o marxismo y de “conservadurismo” como una amplia categoría de figuras que van desde Edmund Burke, Joseph de Maistre y Otto Von Bismarck hasta George W. Bush es teóricamente e históricamente absurdo y contradictorio.

¿Por qué tres columnas?

En la historia del debate político, existen dos debates fundacionales que nos permiten distinguir fácilmente tres grandes grupos.

  1. Aquellos que defienden la legitimidad de la propiedad privada y las instituciones de una economía de mercado capitalista.

  2. Aquellos que se oponen acérrimamente a esas dos posturas

  3. Aquellos que tienen una posición ecléctica, adoptando una posición intermedia.

Estas tres grandes corrientes son fácilmente visibles desde el gráfico, mientras que las veintisiete casillas son permiten conocer con más detalle las diferentes posiciones que existen dentro de ellas.